Los Mossos detienen a seis miembros de una familia que utilizaba a discapacitados psíquicos y personas en exclusión social para cometer delitos

Algunos artículos comprados con créditos aprobados con documentos falsificados a nombre de los discapacitados.

Los Mossos han detenido a cinco mujeres y un hombre de nacionalidad española, miembros de una misma familia y con edades comprendidas entre los 19 y los 54 años, y vecinos de Sabadell y Badalona como presuntos autores de un delito de pertenencia a grupo criminal, tráfico de seres humanos con fines delictivos y estafas continuadas. La investigación se inició en noviembre de 2017 cuando los investigadores encontraron indicios de la actividad delictiva del clan familiar el que captaba y posteriormente explotaba personas de edad avanzada, con discapacidades psíquicas y con un estado de exclusión social muy elevado. Principalmente los localizaban en comedores sociales.

Una vez captados y llevados a los domicilios de los miembros del clan les obligaban a realizar tareas de limpieza domiciliarias, los maltrataban físicamente, les daban para comer sólo un bocadillo y agua al día, además de utilizarlos para obtener créditos y hacer compras financiadas , incluso con documentación falsificada.

El modus operandi del grupo criminal clan demuestra una crueldad destacable hacia estas personas en situación de vulnerabilidad. Aparte del abuso que suponían las tareas de limpieza y recogida de agua con cubos de las fuentes públicas cercanas a los domicilios que los encomendaban, las financiaciones solicitados disfrutados por el clan con cargo a las víctimas generaban progresivamente avisos de morosidad hacia las personas captadas. Cuando finalmente las financieras denegaban más créditos, los miembros de la organización hacían fuera de casa las víctimas y en captaban nuevas.

Ante las evidencias, el martes 10 de julio los investigadores, con apoyo de unidades de orden público, hicieron dos entradas y registros en los dos domicilios donde residen los miembros del clan familiar, uno en Badalona y el otro en Sabadell y detener seis personas, cinco mujeres y un hombre, como presuntos autores de un delito de pertenencia a grupo criminal, tráfico de seres humanos con fines delictivos y estafas continuadas.

De uno de los domicilios registrados los mozos liberaron una mujer discapacitada, la cual una vez liberada denunció también malos tratos físicos y, incluso, una tentativa de abuso sexual por parte de un hombre del clan. A raíz de la documentación decomisada los investigadores han descubierto dos víctimas más, posiblemente anteriores a la investigación policial en curso. Además, en el transcurso de los registros los agentes decomisaron material electrónico de consumo (televisores, ordenadores y teléfonos) y diversa documentación referente a la concesión de créditos a las víctimas.

Los arrestados pasaron a disposición judicial jueves 12 de julio y el juez decretó el ingreso en prisión de uno de ellos, otro ya había ingresado en prisión en el transcurso de la investigación por causas penales anteriores y la libertad con cargos para el resto de detenidos. Hay que añadir que la mujer rescatada por los mozos ha sido acogida por un servicio de la capital catalana para su tratamiento como víctima de un delito de tráfico de seres humanos, teniendo en cuenta su estado de total exclusión social y absoluta falta de recursos. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.