La Policía resuelve el “crimen del ebanista” de Oviedo

Agentes de la Policía Nacional han resuelto “el crimen del ebanista” cometido en Oviedo hace siete años. La víctima fue hallada muerta en noviembre de 2010 a consecuencia de sufrir fuertes golpes al parecer cuando sorprendió a un ladrón en su lugar de trabajo. Un nuevo hecho delictivo cometido por el arrestado ha permitido a los agentes enlazar ambos sucesos y conseguir su plena identificación.

El asesinato tuvo lugar en noviembre de 2010. El fallecido trabajaba en una empresa maderera y, después de comer, descansaba en su despacho hasta la hora de reapertura del establecimiento. Allí debió ser sorprendido por una persona que le golpeó hasta su muerte.

Una compañera de trabajo halló el cadáver y en ese momento se activó el protocolo de actuación policial ante hechos violentos. Los agentes detectaron que el agresor había recorrido el almacén buscando, presuntamente, objetos de valor y comprobaron que la sustracción de la cartera del fallecido y un cajón que contenía monedas. También se detectó que la taquilla personal había sido forzada.

Las gestiones para esclarecer lo ocurrido comenzaron nada más ocurrir el suceso si bien, ninguna de las múltiples vías de investigación fue positiva y dejaron el delito pendiente de resolución. Siete años después, un nuevo hecho delictivo cometido por el presunto autor ha permitido a los agentes enlazar ambos sucesos

El detenido, español de 37 años de edad, se encontraba ingresado en el centro penitenciario de Villabona (Asturias) y tiene numerosos antecedentes por la comisión de robos con fuerza y robos con violencia. En varios de ellos empleó la modalidad del “tirón”, golpeando con brutalidad a mujeres de avanzada edad para arrebatarles sus pertenencias.