El juez deja en libertad al trabajador de la biblioteca de un instituto de Lleida acusado de enviar fotos eróticas a los alumnos

Le prohíbe acercarse al centro y comunicarse con las alumnas del centro, además de retirarle el pasaporte y prohibirle la salida del país.

El juzgado de instrucción 1 de Lleida ha acordado hoy la libertad provisional para el trabajador del instituto Gili i Gaya, detenido el pasado domingo por enviar fotos eróticas a los alumnos del centro, informó hoy el TSJC. El magistrado le ha prohibido aproximarse a los alumnos, así como comunicarse con las menores y acercarse al instituto. Como medidas cautelares, se le ha retirado el pasaporte y se ha dictado la prohibición de salida del territorio. El representante del Ministerio Fiscal no había pedido el ingreso en prisión para el investigado en la causa abierta por abusos sexuales. Las alumnas recibían, presuntamente, a través de mensajería móvil las imágenes que han llevado a la apertura del caso.

La alerta la dieron menores que cursan el bachillerato y que recibieron las imágenes. El monitor, que no fue contratado por Ensenyament, sino por la AMPA, disponía de los certificados exigidos, tanto el de penales como el que acredita no haber tenido casos policiales o judiciales relacionados con causas de tipo sexual.