Condenan a un año y tres meses de prisión a un cabo de la Guardia Urbana de Figueres por amenazas de muerte a la alcaldesa

Un cabo de la Guardia Urbana de Figueres, en Girona, ha sido condenado a un año y tres meses de prisión por haber amenazado de muerte a la alcaldesa de la ciudad, según una sentencia hecha pública hoy. La reacción del policía local se produjo después de haber sido expedientado mientras se encontraba de baja. En su amenaza dijo que mataría a la alcaldesa y a tres mandos del cuerpo. El agente afirmó en una llamada telefónica al departamento de Recursos Humanos del Ayuntamiento que tenía preparados dos cargadores con dieciséis balas”. Las amenazas se produjeron en el mes de junio de 2015, cuando el agente poseía una carabina y una pistola, que le fue retirada por los Mossos tras recibir la denuncia.

La precisió de la amenaza causó una lógica preocupación, ya que el agente de la Guardia Urbana, llegaba a dar detalles de cómo llevaría a cabo su amenaza con precisiones como que dispararía a la cabeza y aunque llevasen chalecos antibalas no les serviría de nada.