Dos detenidos por asaltar ocho oficinas de Correos en la provincia de Barcelona en veinte días

Los detenidos intimidaban a los trabajadores con armas de fuego, y lograron apropiarse de un total de 40.000 euros en efectivo y mil euros en sellos

Los Mossos han detenido a dos personas que asaltaron ocho oficinas de correos de toda Cataluña. Los detenidos, un hombre de 22 años y una mujer de 24 años, ambos de nacionalidad chilena, se les considera autores de los delitos de ocho robos con violencia e intimidación cometidos entre los días 18 de julio y 5 de agosto en las oficinas de Correos de Lliçà de Vall, Sant Joan Despí, El Cervelló, Palau-Solità i Plegamans, Caldes de Malavella, Badalona, ​​Sant Vicenç dels Horts y Tiana. En este periodo lograron apoderarse de 40.000 euros en efectivo y de 1000 euros en sellos.

El día 18 de julio los Mossos recibieron una denuncia la que informaba de que se había producido un robo violento en una oficina de correos de Lliçà de Vall. A primera hora de la mañana, un hombre con la cara tapada con un pasamontañas amenazó con una pistola a los trabajadores de la oficina para que le dieran el dinero en efectivo que disponían. Una vez le entregaron 12.865 euros se marchó rápidamente del lugar de los hechos con otro compañero que le esperaba fuera con una motocicleta.

La Unidad Central de Atracos inició una investigación para identificar y detener a los autores del robo. Las pesquisas policiales determinaron que los autores del atraco estarían relacionados con otros hechos similares cometidos en otras oficinas de Correos del territorio catalán en pocos días y que presuntamente serían miembros de la heterogénea organización criminal Lanzas Internacionales. Todos los asaltos seguían un mismo modus operandi.

Los investigadores comprobaron que los asaltantes escogían oficinas de poblaciones pequeñas o de otros más grandes como Badalona y aprovechaban para acceder a las instalaciones a primera hora de la mañana. Entraban exhibiendo armas de fuego para intimidar clientes y trabajadores y conseguir que les entregaran el dinero en efectivo que había la entidad. En la mayoría de ocasiones cerraban trabajadores y clientes en una sala mientras esperaban la apertura del retraso de la caja fuerte, de ahí que la pluralidad de víctimas ascendía a más cuarenta personas. Llegaron incluso a inmovilizar a una de las víctimas atándola de manos y pies con bridas, se da la circunstancia de que esta víctima el día que sucedió el atraco en la localidad de Cervelló se encontraba trabajando en aquella oficina, por lo que cuando la víctima se lo dijo a los atracadores se rieron de la mala suerte de esta persona. Después marchaban rápidamente del lugar de los hechos. En determinadas ocasiones también se llevaban los teléfonos y joyas de las víctimas.

La investigación determinó que uno de los atracadores era una mujer chilena, la que ejercía de líder de un grupo dedicado a cometer robos violentos y robos en fuerza en Chile.

Los policías establecieron un dispositivo para localizar y detener a los autores in fraganti en el momento de cometer un nuevo robo. El dispositivo tuvo éxito y permitió detener a dos miembros de los grupo cuando ya se encontraban en la población de La Junquera, el día 6 de agosto cuando intentaban huir en vehículo tras cometer dos nuevos atracos, uno en grado de tentativa en Sant Vicenç dels Horts y el otro a Tiana, donde lograron llevarse 2.000 euros.

En el registro personal y del vehículo se les intervino un número elevado de objetos y elementos presuntamente de ilícita procedencia, así como prendas de ropa y calzado que llevaban en los atracos, dinero en efectivo y objetos que habían adquirido recientemente que denotaban un incremento inusual del patrimonio, demostrando un gusto por las marcas de ropa más exclusivas y caras. En el posterior registro domiciliario se intervinieron más prendas y elementos de ocultación parcial del rostro que llevaban en los atracos, así como una de las armas utilizadas en los mismos.

Las pesquisas policiales relacionar los detenidos con 12 robos con fuerza en domicilios cometidos en diferentes puntos del territorio catalán en los últimos meses. Los dos arrestados pasaron a disposición judicial en los Juzgados de Granollers que tutelaban la investigación el día 8 de agosto, y el juez decretó su ingreso en prisión. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*