Dalí vuelve a “ver” la luz tras 28 años de oscuridad

A LAS 22:20 HORAS DE HOY, EL PERSONAL AUTORIZADO HA ABIERTO SU ataúd para EXTRAER MUESTRAS BIOLÓGICAS POR ORDEN JUDICIAL.

Imagen de los trabajos de extracción de ADN en un cuerpo momificado en los laboratorios de la Policía Científica del CNP, en Canillas, Madrid. FOTO: Tina Bagué.

A las 22.20 horas de hoy, la luz de su Museo ha entrado en el ataúd donde duerme uno de los genios más admirados del mundo desde hace 28 años. A esa hora se ha empezado a trabajar con sus restos mortales para poder extraer las muestras biológicas, por orden judicial. Media hora antes, se ha procedido a sacar el féretro del interior de la tumba. Los técnicos forenses y la abogada de la Administración de Justicia procederán a hacer uso de todas las medidas de asepsia y protección para la correcta manipulación del cuerpo del pintor. Ellos serán los únicos que tendrán el honor -dudoso para algunos- de volver a ver su bigote, casi 30 años después de su muerte, son el personal autorizados por el juez para permanecer en ese lugar, informa el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Mientras, centenares de personas se concentran desde hace horas en el exterior del Museu Dalí para vivir lo más cerca posible este momento, calificado por algunos como histórico.

La lápida, de una tonelada y media de peso, fue izada con relativa rapidez teniendo en cuenta las previsiones. Los trabajos están dirigidos por la Letrada de la Administración de Justicia del Juzgado de Instrucción número 8 de Figueres por exhorto del Juzgado de Primera Instancia 11 de Madrid, donde se tramita una demanda de paternidad.

La comisión judicial está formada por la Letrada de la Administración de Justicia, el forense adscrito al Juzgado de Instrucción 8 de Figueres, la coordinadora del Instituto de Medicina Legal de Girona, otra forense y un técnic de auxilio.

ACTUALIZACIÓN:

En estos momentos (a las 23.40h) finalizan las tareas de extracción de muestras biológicas de los restos mortales de Salvador Dalí.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*